No, no vamos a hablar de 'Applause' de Lady Gaga

Bien lo decía Carolina M.: “Si no fuera rara, no sería Lady Gaga”.

Y es que cuando la pobre sentía que se nomás no iba a dar el ancho con su tercer disco para seguir en la cima de la industria pop, hizo lo único que le faltaba para llamar la atención: encuerarse.

Sí, muy disfrazado de arte contemporáneo y de técnica ancestral de relajación, pero lo cierto es que Gaga enseñó todo justo unos días antes de que su sencillo saliera a la venta. Sí es medio barato, ¿no?

 

Leave a reply