Ciao Bella! El final de Twilight, Crepúsculo, Amanecer, etc...

En la última parte de la saga de Crepúsculo, las fans cambiaron los gritos de emoción cuando Jacob se quitaba la camiseta, por unos celebrando cada vez que le cortaban la cabeza a un Voulturi. Esto ocurrió en función de media noche de este esperado estreno.

Bella Swan es vampiro. No logró sobrevivir como humana a tremendo parto de una bebé mitad humano mitad vampiro. Al tener un hijo en estas cirunstancias, han violado una ley antigua impuesta por los Voulturi, quienes acuden a Forks dispuestos a eliminar a todo el clan Cullen. En el cuarto libro, no ocurre nada climático. Narran la vida de Bella como vampiro, el crecimiento y desarrollo de los poderes de Reneesme (apodada Nessie, como el monstruo del lago Ness) y cuando los Voulturi llegan para pelear, no pasa nada. Alice les hace ver la imagen que tiene de lo que ocurriría si se llegaran a enfrentar ambos bandos y Aro, al verse en esta premonición derrotado, declara retirada a su grupo.

Por supuesto que la película no podría funcionar sin un momento culminante. Esa premonición que brevemente se menciona en el libro, aparece en la cinta como una escena de batalla donde dos integrantes de los Cullen son decapitados ferozmente, de igual manera a algunos lobos les arrancan la cabeza y todos los Voulturi son eliminados. Al término de la escena te informan que lo que acabas de ver fue una premonición. Pareciera que las twihards fans estuvieron esperando un momento de extrema violencia como este, ya que los aplausos y gritos cada vez que mataban a alguno de los villanos, sonaban en toda la sala. Especialmente en el momento en que le toca recibir su castigo a la terrible Jane Voulturi (Dakota Fanning quien tiene un par de líneas en toda la película).

Dado a la poca trama que podían mostrar para este final, los fans saldrán contentos con este final. Sin embargo, para ser una producción con gran presupuesto, le fallaron bastante en el  área de efectos especiales. A la bebé Renéesme quisieron darle un rostro que transmitiera muchos gestos, pero termina siendo, una cara rara, con movimientos extraños. Por cierto, la fotografía, a cargo del mexicano Guillermo Navarro, haciendo un buen trabajo como es su costumbre.

Y ahí quedó una saga de películas que podrá ser criticada y con justas razones, pero es innegable de la huella que dejó dentro del cine comercial, la mercadotecnia y un mérito que nadie le quita, hizo que muchas adolescentes comenzaran a desarrollar el hábito de la lectura y ojalá que eso sea, como dice Edward Cullen al final, “por siempre”.

 

Leave a reply