Allen Ginsberg + Draft Liga MX = Aullido en Cancún.

He visto las mejores piernas de mi generación destruidas por la locura del DraftMX, histéricos futbolistas muertos de hambre arrastrándose por el lobby del hotel sede al amanecer, buscando acomodo de manera furiosa, jugadores voceando la antigua conexión celestial de sus talentos al dínamo estrellado de la maquinaria pampolera, quienes pobres y andrajosos y con ojos llorosos se levantaron con la esperanza de al menos calentar una banca por 6 meses en la oscuridad sobrenatural de los hoteles de 2 ó 3 estrellas con agua fría en los que se hospedan, flotando a través de las calles de Cancún contemplando el whatsapp.

 

Leave a reply